22 feb. 2010

Crónica de una muerte esperada.

Se veía venir. Ya llevaba unos meses que no se encontraba bien. No se movía como antes y esos ruidos no eran un buen presagio. Le echaré de menos, porque ha significado mucho para mí estos últimos años...

Hasta siempre... Polito

P.D.: Si alguien vende un coche con un precio aceptable que me lo diga. Gracias.