24 may. 2010

Todo tiene su fin

Se me hace raro después de tanto tiempo volver a escribir algo. No es un adiós, ni mucho menos; más bien es un "he vuelto", y es que llevaba tiempo buscando un motivo para volver a poner una entrada, ya que últimamente, a pesar de todo lo que se ha estado moviendo por mi vida, no tenía mucho que contar. Pero el motivo en esta ocasión merece la pena, creo...

Y es que habiendo pasado seis temporadas desde el inicio de la magnífica serie que resultó ser Perdidos y habiéndome forzado a mí mismo a ver los tres últimos episodios en versión original subtitulada (será cosa de que he decidido mejorar mi inglés a marchas forzadas o que no quería esperar a que nadie me lo destripara), sólo puedo decir después de haber visto el final definitivo una cosa:



Y aún diría más:



Y por si no había quedado claro:



Lo que vendría resumiéndose en un grandísimo:

¿¿¿¿¿PERO QUÉ COJONES?????

Sólo espero que con Fringe no se les ocurra hacer lo mismo, o puede pasarles algo tal que así:



P.D.: Evitando los spoilers, el final a lo Antonio Resines que circula por Youtube no se decir si se quedó corto o se pasó...

P.P.D.: Para que luego haya quien diga que el final de Gallactica resultaba aberrante...