5 mar. 2008

Tiene un mensaje nuevo...

Leía hoy la noticia de la condena de dos años a un joven italiano por enviar a 15000 destinatarios de correo electrónico fotos de su exnovia desnuda y colgarlas también en su web. Vamos, que está claro que lo denunció su exnovia por publicar las fotitos sin permiso. También hay que decir que el lumbreras publico los datos de su ex junto con el teléfono de contacto y el lugar donde estudiaba, así que la pobre chica se vio acosada por media Italia, que como no andan salidos ni nada... Pero, ¿qué hay de los pobres receptores de los correos? Bueno, vale, vieron tetas gratis pero, ¡fueron víctimas de spam y nadie piensa en ellos!

El spam son esos correos que no se sabe de donde vienen pero te llenan la bandeja de entrada hasta desbordarla en cuestión de días. A mí, por ejemplo, me invitan semanalmente a fiestas en Chile, que no es que no sea interesante, pero lo que me ahorre en copas me lo fundo en el vuelo. O los que me venden viagra natural; pero si no me hace falta. Vale que lo tenga en desuso, pero por las mañanas la sangre se concentra demasiado bien. Y los mejores son los que dicen de alargarte el pene. Que digo yo, ¿más aún?

Hay tres clases fundamentales de spam. Primero están los cabrones, también llamado phising, que son los que te dicen que te ha tocado un premio de una loteria, a la que nunca has jugado, y normalmente en un país que nunca has visitado, y probablemente ni siquiera conozcas, y que para cobrar el premio tendrás que enviar cierta cantidad de dinero a cierta cuenta, con el resultado final de que no ves ni el premio ni el dinero que has mandado. Que digo yo, a ver, alma cándida, ¿no ves un poco raro que te toque un premio millonario de una lotería que no has comprado ni un décimo? ¡Pues la gente va y pica! Si es que el ser humano es tonto y aún le pasa poco.

Luego están los hijos de puta, que son esos que dan donde más duele. Que la tienes pequeña, pues métodos para alargar el pene (aunque a mí no me haga falta; perdón una flor que se me cae...). Que no se te levanta, pues viagra baratita. Que no tienes un duro o la hipoteca te agobia, pues préstamos en dolares, que seguramente serán otro timo. Que estás necesitado de cariño, pues venga a aparecerte féminas que te quieren conocer, o por lo menos tías enseñando el parrús para alegrarte el día. Y uno piensa, ¿de verdad hay alguien que se dedicque a ganarse la vida enviando correos de esos? Pues parece que sí porque no hay forma de que se acaben.

Y por último está el peor de todos, porque encima lo abres, el spam coleguita, que es ese que te envían los que tienes en tu lista de direcciones conocidas. Al principio no es spam, pero a base de reenviarse y reenviarse se convierte en él. ¿A quién no le ha llegado alguna vez un correo de esos de "la amistad es un bien preciado" o cosas por el estilo? Que sí, que vale, que es un bien preciado y lo que quieras, pero por lo menos deja de ponerme ositos en el powerpoint que ya cansa. O cúrrate tú un powerpoint y verás como dejas de mandarlos.

Me voy que me ha llegado un correo. Anda, un powerpoint de perretes, gaticos y monetes. ¡Ay, que mono!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

mira! creo que me conoces bien y sabes que no puedo moderme la lengua, pero ya que tu te pones las flores no puedo resistirme y decirte que eres un fanfarrón!!! Que hay un dicho que dice dime de que presumes y sabré que te falta o algo similar ;).
Por cierto!!! no me ha gustado nada tu comentario sobre los italianos porque leyendo tu entrada me das a entender que el que andas salido eres tu y yo que tengo trato con alguno de ellos me molesta ver ese comentario aqui.
Por cierto no hace falta que te diga quien soy, no?
a partir de ahora a lleanr tu bandeja del correo de emails chorras!!!

Contradicto dijo...

Venga Primi que sabes que es broma. Yo también sé que no todos los italianos son iguales, igual que no todos los españoles somos toreros ni bailaoras, ni todos los franceses son pretenciosos, ni todos los ingleses estirados. Licencias que se permite uno. Pero quede claro de antemano que el condenado por publicar las fotos de su exnovia sí es italiano y fue juzgado en Milán

En cuanto a las flores... m´s que fanfarrón, fantasmilla. Y como nadie lo ha comprobado aún... Lo de andar salido, pues como todo hombre, y el que te diga lo contrario miente. Te remito a unas cuantas entradas atrás.

Y mándame correos chorras, que siempre los leo. Otra cosa es que los envíe, ya que mi filtro es tremendo como habrás podido comprobar en los últimos años y sóo he reenviado los pocos que me parecieron realmente bueno.

Anónimo dijo...

¡Jaja! ¡Me he reido mucho con tu blog! Lo acabo de descubrir y me lo he leido practicamente entero. Un par de comentarios:
-Lo que dice tu prima en el comentario es verdad. Las chicas somos gilipollas al menos una temporada, hasta que nos damos cuenta de que no se puede cambiar a la gente. Bueno, hay otras que son unas morbosas y les va que les aticen, jeje.
-Me ha gustado mucho el cuento de los lazos rojos.
-Lo mejor para ligar (al menos en plan una noche) es emborracharse. Bueno, primero no, pero cuando localices a la victima metete un cubata y se acabo la timidez friki. A mi al menos me funciona, aunque yo soy chica y no se si eso cambia las cosas. ¡Mucha suerte!