2 jul. 2008

¿Disfrutan los infantes la infancia tanto como los adultos el adulterio?

Últimamente, cosas del paro, me levanto a unas horas a las que me da tiempo de ver algunas de las series con las que se entretienen los más pequeñajos de cada casa y debo reconocer que hay una que me tiene enganchado, más incluso que a sobrina: Pocoyó. Y es que esta serie tiene todos los elementos para captar las mentes de los más pequeños, y la mía por supuesto: colores por un tubo, música adictiva y diálogos escasos. Lo de los colores, todo sea dicho, parece obra de un esquizofrénico adicto al LSD en pleno viaje psicotrópico, porque lo de pintar un elefante rosa sólo se te puede ocurrir en un mal viaje, por no hablar de un pato al que el pico le da vueltas alrededor de una cabeza que no se sabe muy bien donde empieza. Claro que viendo el episodio que he visto hoy lo de las alucinaciones psicotrópicas tiene mayor sentido, ya que Pocoyó andaba desesperado buscando caballo; bueno, específicamente, lo que él quería era un caballo, pero a mí me ha parecido una gran metáfora de un pobre yonki con su mono a cuestas.

Aún así hay que reconocer que mejora con mucho la oferta de programación infantil anterior, porque, ¿quién no recuerda a los Teletubbies? ¿Quién podría olvidarlos? Porque yo no puedo. Y eso que lo he intentado. Pero no hay forma de sacar de mi mente a Tinky Winky, Dipsy, Lala y Po, con esas pantallas en la barriga que repetían todo dos veces, esa tubbicrema, que tenía aspecto de vomito de sábado noche, esa aspiradora con la que practicaban sexo, o esa manía con tocar temas sexuales de forma nada encubierta. ¿Qué no? ¿Y esto qué es?


Y después nos preguntamos como la generación que vio los Teletubbies están más salidos que el pico una mesa. ¡Pero si mamaron esto desde la cuna!, nunca mejor dicho...

Claro que tampoco es que antes las cosas fueran mucho mejores. Yo soy de la generación Barrio Sésamo, que después nos lo cambiaron por Los mundos de Yuppi. Ante todo hay que decir que todas cumplen una característica fundamental: colores chillones. Si se hiciera un congreso de neurología infantil acababan vetando todos esos programas, por nocivos para la salud; que luego bien que decían que los Pokemon provocaban ataques epilépticos, pero viendo cualquiera de esos programas te quedabas daltónico como poco...

Pero ninguno de ellos podrá igualar a la más grande:

¿Acojona, verdad? Pues que sepáis que vuelve. ¡¿Por qué?!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

primer..

me he quedado en shock!!

La aspirante dijo...

Nooooooooooooooooooooooooooooooooo...
No puede ser cierto. Todavía retumba en mi cabeza el Letirap...

"Soy tu colegui Leti y te voy a enseñar una nueva forma de bailar el Leti Rap.
Podrás vacilar y te podrás quedar con todos los coleguis de tu misma edad.
Ponte una gorra para empezar y cálzate unas Alpe guay guay de verdad.
Tronquis y coleguis vamos a rapear esta súper marcha que te va a molar
Boy, girl and boy, girl. Brazo izquierdo arriba, movimiento circular, tronquis a la izquierda, esto es Leti Rap.
Si te enrolla Leti Rap no te cortes y a bailar. Brazo derecho arriba movimiento circular, tronquis a la derecha,
¡Leti Rap!, ¡Leti Rap! Es el nuevo ritmo y de moda vas a estar. Vuelta entera y dando palmas, contraseña y a cantar.
Ok, ok, ¡mackey! A mediodía… ¡alegría!
¿Cómo se enrollan los tronquis? ¡Con “vivan los compis”! Desayuna… ¡con alegría!"

La madre que la parió. Qué trauma. No quiero revivir esos momentos...

Contradicto dijo...

Di la verdad, aspirante, lo has buscado. Porque como te lo sepas de verdad lo tuyo es grave...

Por el momento parece que le ofrecen el programa infantil en Canal 9 (si no tuvimos suficiente con María Abradelo ahora esto), así que en Murcia puede que también podáis verlo.

P.D.: El premio lo mostraré en breve. Por cierto, gracias...

manueru dijo...

Si no era bastante con la crisis, ahora nos amenazan con esto, alguien se ha propuesto destruir matrix!!!

Anónimo dijo...

mira bru, nada más ver la foto de la sabater, he decidido no leer tu actualizacion, de hecho no pienso hacerlo, ya que puede herir la poca sensibilidad ke me keda....xd

soy angy

Anónimo dijo...

bru por favor actualiza pronto anda que cada vez que entro me quedo en shock..:S:S

Marisabidilla dijo...

Jode qué miedo la leti...

jeje yo he tenido la suerte de no ver en mi vida ni un sólo minuto de los teletubbies... pobres niñitos

manueru dijo...

Pensándolo bien, podrías hacer como en las noticias y emborronarle la cara un poco, le pones el nombre debajo, y así, todos sabemos de quien se trata sin sufrirlo.

Casandra dijo...

Cuanto tiempo sin ver a Leticia Sabater!!! A mi los Teletubbies me daban mucho asco y mal rollo!! Barrio Sesamo era lo mejor, y Fraggel Rock!!! Los dibujos nuevos que dices no los he visto, los buscare manana en el Youtube a ver, jaja!!! Divertido tu blog! Un abrazo!!

La aspirante dijo...

Efectivamente. Lo he buscado. Y ya lo había olvidado. Es una forma de defensa que tiene mi cerebro para no traumatizarse.

Lilit dijo...

Hola,

Me estoy poniendo al dia de tu blog. Te he dejado un par de contradicciones por ahi.
Besos