9 jul. 2009

Recomponiendo líneas...

- ♪ ...que ya estaba hasta las tetas de poetas de bragueta y revolcón...♫
- Vaya cambio de repertorio. ¿Y eso?
- Pues nada, que resulta que las puertas están cerradas.
- ¿Y no hay ventanas abiertas?
- No me gustan los allanamientos de morada, la verdad.
- Pero a veces es necesario un asalto para conseguir los objetivos.
- ¿Seguimos hablando de nuestra situación sentimental o de cómo mejorar mis ingresos económicos de una forma rápida e ilícita?
- Si estuviera hablando de tus ingresos te diría que te metieras a político, a ver si te regalan trajes.
- Déjalo, que me conformo con los tres que tengo y que me pongo de uvas a peras.
- Pues también es verdad, que ya podrías ponértelos de vez en cuando.
- ¿Ahora hablamos de mi aspecto?
- No sé de qué estábamos hablando, así que...
- ¡Que no tengo dónde rascar bola! ¡Puto mundo injusto de mierda!
- ¿Te noto algo tenso?
- ¡Vete a tomar po'l culo!
- Algo no, bastante.
- Si ya sabía yo que al final naranjas. Tendrías que hacerme caso, que para eso tengo un poco más de conocimiento...
- Sí, y un complejo de inferioridad del quince, mamonazo...
- No te tengo en cuenta los insultos, porque sé que no lo sientes de verdad.
- ¡Qué te operen mil veces de forma innecesaria y se te infecten todos los puntos a la vez!
- Yo lo noto un pelín cabreadillo.
- Déjalo, este sábado se le pasará.
- ¡Cómo vuelvas a mirar a una tía más de dos segundos seguidos a los ojos te empiezo a dar hostias y no acabo hasta que no empiece a oír los huesos de tu puto cráneo partiéndose en mil pedazos!
- A ver, que una cosa te quede clarita, haré lo que me salga de los huevos, ¿entendido?
- Eso, eso. Y a ver si es verdad.
- Ahora no te metas, que me lo desinquietas.
- Y sin haberlo deseado te ha salido un pareado.
- Mi vena artística que vuelve. Siempre se ha dicho que los grandes potenciadores del arte son la enfermedad, el cautiverio y el desamor.
- Entonces nunca debiste perder la inspiración, ¡puto enfermo solitario!
- Venga, hombre, no merece la pena ponerse así. Era algo totalmente esperable. Una chica así tenía que estar ya cogida por narices.
- Además, hay más peces en el mar...
- Te daría una charla sobre la progresiva desertificación de los océanos de la Tierra, pero supongo que no entenderías una mierda, maldito tarado chaquetero.
- Tú soportarás sus insultos, pero la próxima vez que se meta conmigo le arranco la lengua con un pelacables.
- Tú tranquilo, que este sábado ni se acuerda...
- Mientras que a mí me vayas sacando de paseo...

CONTINUARÁ.

2 comentarios:

cris dijo...

Ché!!! un ilisitá!!!

Anchanté de conocerte :)

Juani dijo...

mira a ver si tienes un hueco en tu apretada agenda, y para que veas que te lo digo con tiempo la Trini y Yo estamos pensando en quedar la proxima semana, a usted le vendrá bien alguna fecha en concreto. (Jo tio!, que ya está bien, a ver si nos vemos)
Bueno, un beso, y todo mi cariño ya que lo del empujon parece ser que no va.