24 may. 2010

Todo tiene su fin

Se me hace raro después de tanto tiempo volver a escribir algo. No es un adiós, ni mucho menos; más bien es un "he vuelto", y es que llevaba tiempo buscando un motivo para volver a poner una entrada, ya que últimamente, a pesar de todo lo que se ha estado moviendo por mi vida, no tenía mucho que contar. Pero el motivo en esta ocasión merece la pena, creo...

Y es que habiendo pasado seis temporadas desde el inicio de la magnífica serie que resultó ser Perdidos y habiéndome forzado a mí mismo a ver los tres últimos episodios en versión original subtitulada (será cosa de que he decidido mejorar mi inglés a marchas forzadas o que no quería esperar a que nadie me lo destripara), sólo puedo decir después de haber visto el final definitivo una cosa:



Y aún diría más:



Y por si no había quedado claro:



Lo que vendría resumiéndose en un grandísimo:

¿¿¿¿¿PERO QUÉ COJONES?????

Sólo espero que con Fringe no se les ocurra hacer lo mismo, o puede pasarles algo tal que así:



P.D.: Evitando los spoilers, el final a lo Antonio Resines que circula por Youtube no se decir si se quedó corto o se pasó...

P.P.D.: Para que luego haya quien diga que el final de Gallactica resultaba aberrante...

3 comentarios:

manueru dijo...

No has entendido nada jovem padawan

Contradicto dijo...

No te hagas el interesante que tú tampoco lo has cogido... ¬¬

Para mí que se han cubierto las espaldas para ver si hacen un spin-off, o ver si algún fan pide más historia y le dan continuidad, porque, si hay que reconocerles alguna cosa de este final, eso del "no hay aquí ni ahora" tiene mucha miga.

Pero que se hayan olvidado de los números...

manueru dijo...

Ay, pobre de ti, yo sí lo he entendido.