11 abr. 2008

Reset

Últimamente duermo poco y mal. Hasta ahí poca novedad. Lo malo es que hace cosa de un mes dormía perfectamente, descansaba y hasta soñaba, o por lo menos recordaba lo soñado. Ahora no. Duermo poco y mi cuerpo no descansa. Me acuesto tarde sin tener siquiera sueño y, además, me cuesta quedarme durmiendo. Me faltan ganas para hacer cosas, incluso las que más me gustan. Llevo dos días sin cenar nada en absoluto. A tal punto llega que sólo tengo ganas de que acabe esta temporada con el equipo para descansar de todo.

Lo peor de todo es que ni siquiera sé que necesito. Cuando me he encontrado otras veces así tenía muy claro qué necesitaba para salir a flote. Esta vez no. Simplemente sé que estoy mal. Visto así es un buen comienzo, el primer paso es reconocer que hay un problema. Ahora me faltan saber los motivos. No es culpabilidad. Dicen que tener la conciencia limpia es síntoma de mala memoria. Puede ser. Pero cuando no puedo dormir mi mente no piensa en el pasado, sino en el futuro. Quizás sea ese el problema. ¿Ese futuro empieza a parecer inalcanzable y eso me atormenta? No sé, puede, pero como otras veces me he imaginado el futuro y nunca me había sentido así, no tiene mucho sentido. ¿Sentimiento de soledad? Vamos, no me jodas. ¿Llevo casi 27 años sin comerme un torrao y lo noto ahora? Que va a ser que tampoco.

Pero aquí estoy jodido. Sólo sé que mañana a las ocho estaré en pie para ir a pitar, por la tarde a jugar y por la noche a ver a Ismael Serrano en concierto. Y a esperar el reset que necesito en mi vida.

No hay comentarios: