19 nov. 2009

El vecino nuevo

- Ohm...
- ¿Y éste?
- No tengo ni idea. Lleva un par de días por aquí revoloteando.
- Ohm...
- Molestar no molesta, la verdad, porque no dice nada y apenas come.
- Por lo menos no hace gasto.
- Ohm...
- Ya pero al final igual con tanta meditación se pone a flotar por ahí y nos arma la de Dios es Cristo. Que la ingravidez tiene esas cosas.
- Tampoco hay tanto para romper, todo sea dicho...
- Ohm...
- Lo malo es que el calvo parece que se está volviendo amigo suyo...
- Eso no tiene que ser malo. Él también tiene derecho a tener amigos.
- Sí pero ahora el de rojo, como ni el calvo le hace caso se ha encerrado y no quiere saber nada de nadie...
- Ohm...
- Entonces cuando salga la vamos a tener.
- Me da igual.
- Ohm...
- ¿No te preocupa la que pueda armar?
- Pues lo cierto es que ni lo más mínimo.
- Ohm...
- Será el ritmillo de la meditación del tío este, pero lo cierto es que me relaja...
- Quizás que sí...
- Ohm...
- Buenas...
- Hombre, contigo queríamos hablar.
- Pues tú dirás.
- Ohm...
- ¿Quién es éste?
- Eso mejor se lo preguntáis vosotros.
- Ohm...
- ¿Pero habla?
- Y tanto. Otra cosa es que lo entendáis. Es que es muy profundo.
- A saber lo que será profundo para ti, que con lo básico que eres.
- Ohm...
- Comprobadlo vosotros mismos si no me creéis.
- Ohm...
- Perdone, buen hombre. ¿Quién es usted?
- Yo podría hacerte la misma pregunta.
- No, oiga, que hemos preguntado nosotros primero...
- Yo soy yo tanto como tú eres tú, pero al mismo tiempo soy tan tú como tú eres yo...
- Profundo no sé, pero éste se ha fumado algo y yo quiero de lo mismo...
- ¿Y se puede saber cuanto tiempo va a quedarse aquí?
- El tiempo no importa. El espacio no importa.
- Bueno, mire, lo que usted quiera, pero aquí el espacio es reducido y ya somos cuatro.
- El espacio no importa. Nosotros no importamos. Sólo la luz infinita importa.
- Éste quiere un par de hostias y salir por la ventana a ver si levita.
- ¿Y para que ha venido?
- Para mostrarte el camino hacia la luz infinita.
- Perdone pero aquí la luz nos la trae Iberdrola y de momento no nos interesa cambiar de compañía...
- Traigo luz, energía y sabiduría...
- ¿Que también vende libros del Círculo de Lectores? Lo que nos faltaba...
- ¿Y qué es la luz infinita esa?
- Conocimiento infinito, felicidad infinita, amor infinito, pasión infinita...
- Pues sigo sin entenderlo...
- Y luego el básico soy yo. ¡Qué este tío viene a hacer que folles!

No hay comentarios: